Leopardo africano (Panthera pardus pardus)

El leopardo africano es una pantera de tama√Īo medio perfectamente adaptado al clima seco y duro del √Āfrica subsahariana. Entre sus caracter√≠sticas principales destaca una gran velocidad y agilidad, con la que puede subir a la mayor√≠a de los √°rboles de su h√°bitat.

Leopardo africano (Panthera pardus pardus)

Características

El pelaje del leopardo africano es uno de los m√°s variables de entre todos los tipos de leopardos.

De hecho, dependiendo de la zona y la estaci√≥n del a√Īo, el color de la especie Panthera pardus pardus puede variar desde un amarillo y naranja puro, hasta un blanco gris√°ceo.

Leopardo africano corriendo

Adem√°s, el pelaje est√° cubierto de marcas en forma de roseta. Sin embargo, Las rosetas en el pelaje de los leopardos no contienen manchas, a diferencia de las de su pariente del nuevo mundo, el Jaguar.

El leopardo africano es un depredador incre√≠blemente atl√©tico y puede correr hasta 95 km/h con saltos de m√°s de 6 metros de altura. Esta especie de leopardo es especialista en saltos y escalada debido a unos om√≥platos unidos a unos m√ļsculos muy desarrollados.

El promedio de vida del leopardo africano es de 10 a 12 a√Īos en estado salvaje.

H√°bitat

Como su propio nombre indica, el leopardo africano est√° ampliamente distribuido por todo el √Āfrica subsahariana.

Hembra de leopardo africano (Panthera pardus pardus) en su h√°bitat de √Āfrica

Los leopardos africanos son animales predominantemente nocturnos y solitarios, que pasan la mayor parte de su tiempo en los √°rboles, fuera del camino de otros depredadores que pueden representar una amenaza.

Nativos de m√°s de 35 pa√≠ses africanos, los leopardos de √Āfrica viven en la m√°s amplia variedad de h√°bitats entre cualquiera de los felinos, desde el desierto hasta las praderas y los bosques tropicales.

Un ejemplo de esta pluralidad es Camer√ļn, donde el denominado Panthera pardus pardus habita en las secciones norte y sur del pa√≠s. Sin embargo, tiene una distribuci√≥n dispersa en las zonas centrales debido a la fragmentaci√≥n del h√°bitat y la caza ilegal de animales silvestres.

Alimentación y caza

El leopardo africano se alimenta de antílopes, hiracoideos, gacelas, papiones y grandes ungulados. Sin embargo, la especie Panthera pardus pardus es un carnívoro muy amplio, por lo que si surge la oportunidad, captura y caza reptiles, aves e insectos.

Leopardo africano rugiendo (Panthera pardus pardus)

Dependiendo de su hábitat y nicho ecológico, su dieta tiende a adaptarse a la disponibilidad de presas y la presencia de competidores. Por ejemplo, donde hay competidores presentes, el denominado Panthera pardus pardus esconde su presa debajo de una espesa vegetación o la transporta a las ramas de un árbol.

La forma de caza del leopardo africano es muy similar a la del resto de especies de leopardos.

Habitualmente subido a un árbol o escondido entre la maleza y el pasto africano, espera tranquilamente y con paciencia alguna potencial presa. Así, en el momento en que considera que está suficientemente cerca, salta y corre a gran velocidad para atraparla.

Si el ataque tiene éxito, se abalanza rápidamente sobre el cuello de su captura para darle muerte instantáneamente. En caso contrario, perseguirá al animal durante unos segundos antes de rendirse para volver a planificar un ataque.

En pleno ataque, el leopardo africano es capaz de saltar a gran velocidad y altura entre √°rboles cuando persigue a peque√Īos primates. Y, en caso de caer al suelo, los m√ļsculos de sus patas, como las de cualquier otro felino son lo suficientemente fuertes como para que no sienta dolor alguno.

Cortejo

El cortejo del leopardo africano es iniciado habitualmente por la hembra. Ella se mueve de un lado a otro moviendo la cola frente al macho, para después acercarse y frotar su cabeza y flanco con él.

Reproducción

La temporada de reproducci√≥n del leopardo africano comienza habitualmente en Agosto. Por esta raz√≥n, y coincidiendo con la estaci√≥n h√ļmeda cuando las presas en √Āfrica son abundantes, tiene lugar el nacimiento de la camada en diciembre.

Leopardo bebé africano.

La hembra de la especie Panthera pardus pardus alcanza la madurez hacia los 2,5 y 3 a√Īos de edad, momento en que ser√° capaz de copular y eventualmente quedarse embarazada.

El tama√Īo promedio de las camadas de esta pantera africana es de tres cachorros. No obstante, este valor depende de la edad de la madre y es que, cuanto mayor es, m√°s leopardos beb√© puede engendrar. Los cachorros se quedan con la madre durante aproximadamente dos a√Īos , mientras les ense√Īa a cazar y a sobrevivir por s√≠ mismos.

Reproducción del leopardo africano (Panthera pardus pardus)

De hecho, la madre no vuelve a buscar pareja para volverse a quedar en estado hasta que todos sus cachorros se han independizado o por el contrario, han fallecido.

La supervivencia de los cachorros de leopardos africanos, estimada en un 37%, disminuye a medida que las hembras envejecen. Y es que, cuanto mayor es la madre, m√°s dif√≠cil es cazar para alimentarlos y protegerlos de todos los depredadores de su h√°bitat en √Āfrica.

Estado de conservación

El leopardo africano no está en peligro de extinción aunque está clasificado como vulnerable. Lentamente pero de forma progresiva, la población de esta subespecie está disminuyendo de su hábitat africano.

Macho de leopardo africano acostado en su √°rbol.

Los principales factores que han desencadenado esta situación son la pérdida y fragmentación del hábitat, el aumento del comercio ilegal de vida silvestre, la disminución de las presas y la caza de trofeos mal administrada.

De hecho, las especies de presa, y en concreto los f√©lidos, est√°n cada vez m√°s amenazadas por un comercio insostenible de carne de animales silvestres en gran parte de las sabanas de √Āfrica.

Además, también son asesinados ilegalmente por el valor de sus pieles y otras partes del cuerpo utilizadas con fines ceremoniales. La especie Panthera pardus pardus tiene niveles limitados de resiliencia ecológica a la fragmentación del hábitat causada por el hombre y, como resultado, está más restringido a las áreas de conservación.