Lince del norte (Lynx lynx lynx)

El lince del norte o norteño (Lynx lynx lynx) es una subespecie de lince euroasiático que, como su nombre indica, ocupa la zona superior de Europa.

Lynx lynx lynx: El lince del norte.

Características

El lince norteño tiene un tamaño mediano si se le compara con otras clases de linces. Por eso, no destaca por un gran cuerpo, pero sí por una muy buena robustez del mismo.

Su pelaje es predominantemente marrón claro con manchas de tonos rojos y anaranjados brillantes. Aunque, como en la mayoría de subespecies de lince boreal, también hay ejemplares con coloración blanca o grisácea.

Lince macho norteño (Lynx lynx lynx)

Durante los meses de invierno, el pelaje se vuelve mucho más denso. Y, sus grandes patas cubiertas de pelo largo les ayudan a caminar por zonas nevadas.

Su rostro es bastante fino y mantiene la coloración de tonalidad marrón de su cuerpo. De manera similar al resto de linces, posee unos mechones negros en punta sobre sus orejas que ayuda al sentido del oido, dandole mayor exactitud y profundidad.

Finalmente, posee una cola corta pero muy gruesa cuya coloración final es negra.

Hábitat

La subespecie Lynx lynx lynx vive principalmente en Suiza, Francia y Alemania, los países bálticos, Bielorrusia, Polonia y hasta Rusia.

Lince hembra del norte (Lynx lynx lynx)

En la naturaleza, estos felinos son tímidos y solitarios con un nicho ecológico preferente como son los bosques espesos de coníferas.

Este felino es altamente territorial, y debido a su amplio rango, el lince norteño puede tener como territorio propio un área de 80 km. Por consiguiente, es muy habitual que cada noche este felino camine varios kilómetros asegurando que toda su zona es segura.

En realidad, esto es posible porque este lince no tiene un hogar o sitio predilecto donde dormir. Aunque, para mayor seguridad y resguardarse de la climatología, busca madrigueras y cuevas.

Alimentación y caza

El lince del norte se alimenta principalmente de ciervos, conejos, roedores y pequeñas aves.

A la hora de cazar, la subespecie Lynx lynx lynx depende del poder y el sigilo, además de breves ráfagas de velocidad para atrapar presas tras un ataque sorpresa y explosivo.  No obstante, si la presa tiene la oportunidad de correr, el lince rara vez la perseguirá o al menos no durante mucho tiempo. Así, vuelve a buscar un escondite donde realizar una nueva emboscada a una nueva presa.

Para tener mayor capacidad de éxito en la captura, utiliza a su favor las grandes zonas de bosque de su hábitat, donde puede esconderse relativamente fácil sin ser visto.

Cortejo

El celo de la hembra del lince del norte comienza a principios de Marzo y, aunque puede tener varios durante el año, normalmente es un periodo anual. Por esta razón, ante las llamadas de la hembra, el macho de la subespecie Lynx lynx lynx deja temporalmente su territorio para buscar pareja reproductiva.

Una vez se encuentra la potencial pareja, y en caso de que la hembra acepte, comienza el denominado cortejo. Seguidamente, pasan de uno o dos días jugando entre sí mientras frotan sus cuerpos y cabezas, práctica habitual en toda reproducción del lince.

Reproducción

La reproducción de la subespecie Lynx lynx lynx tiene lugar entre mayo y principios de junio. En ese momento, la hembra da a luz a una camada de uno a cuatro bebés de lince.

Linces bebés del norte (Lynx lynx lynx)

Al igual que el lince euroasiático, los pequeños bebés nacen sin vista y no es hasta pasados diez días cuando abren por primera vez sus ojos. Mientras tanto, no se alejan del cuerpo de su madre, quien los amamanta y los cubre para que no pasen frío.

Más tarde, alrededor de un mes y medio, los linces bebé norteños comienzan a comer algo de carne. Además, esta época coincide con la salida junto a la madre a la naturaleza ya que todo ese tiempo permanecen ocultos en alguna cueva.

Con todo esto, la madre del Lynx lynx lynx enseña a sus cachorros a cazar mientras crecen muy rápidamente. Y, finalmente, en la primavera de un año después, los ya linces sub adultos abandonan a la madre para buscar su propio territorio y vida.

Estado de conservación

La subespecie del lince del norte (Lynx lynx lynx) no está en peligro de extinción. De hecho, está catalogada como preocupación menor al existir muchas poblaciones de ejemplares.

En realidad, la reintroducción de este lince en países como Suiza o Alemania, impulsó de manera muy efectiva su crecimiento. De hecho, criados en cautividad, estos linces están prolongando la especie y haciéndola crecer progresivamente cada año.