Puma chileno (Puma concolor puma)

El puma chileno o puma austral, catalogado como (Puma concolor puma) es la subespecie de puma más grande del mundo. Igual que otros tipos de pumas, el felino chileno es uno de los felinos más grandes de América, y tan emblemático como el lince rojo.

Puma chileno (Puma concolor puma)

Caracterí­sticas

Su pelaje es característicamente corto y denso, con un color que varía según la región geográfica. En general, el puma chileno presenta un tono pardo, mezclado con tonalidades más claras en la parte ventral de su cuerpo. Debido a esta coloración, este felino puede camuflarse en su entorno natural, acechando a sus presas con mayor eficacia.

Hembra de puma chileno (Puma concolor puma)

Siguiendo con la cabeza del puma chileno, destaca la forma redondeada con un hocico corto de unos 15 bigotes a cada lado. Sus orejas son pequeñas, redondeadas y tienen la posibilidad de girar, lo que le otorga una excelente audición. Por último, sus ojos amarillos o dorados con gran visión nocturna, le otorgan una gran ventaja como depredador durante la noche

La gran agilidad, fuerza y velocidad del Puma concolor puma se basa en sus extremidades fuertes y musculosas. De hecho, sus patas delanteras son más cortas que las traseras, lo que le otorga un notable impulso para saltar y trepar árboles con destreza. Situadas en las partes finales de la pata, posee garras retráctiles y afiladas perfectas para el agarre y la caza.

Hábitat

Aunque su nombre común es el de puma chileno, además de la extensión de Chile este felino también vive en el sur de Argentina. Por esta razón, comparte hábitat con el puma sudamericano.

Puma chileno o puma austral (Puma concolor puma)

Debido a la gran adaptabilidad, el nicho ecológico del Puma concolor puma va desde las regiones costeras hasta la Cordillera de los Andes. Así, se le puede encontrar en áreas como los bosques templados, desiertos, estepas y matorrales.

De gran naturaleza territorial, el también llamado puma austral, establece rangos de cientos de kilómetros. En realidad, los machos suelen tener territorios más grandes que las hembras, y pueden solaparse con los de otros individuos del mismo sexo.

Este felino es principalmente nocturno y crepuscular, lo que significa que es más activo durante la noche, al amanecer y al anochecer. El motivo principal es evitar el calor del día y aprovechar la oscuridad para cazar con mayor eficacia debido a su excelente visión nocturna.

Cachorros de puma chileno jugando (Puma concolor puma)

En consecuencia, el puma chileno duerme de día en grutas, cuevas rocosas, matorrales densos o bajo la sombra de árboles. Cabe destacar que el sueño del puma austral y la mayoría de felinos es en vigilia. Lo que quiere decir que aunque esté descansando, sus sentidos están activos y preparados ante cualquier ruido o movimiento que pueda amenazarle.

Alimentación y caza

En cuanto a la alimentación, el puma chileno come ungulados como el pudú y el huemul, guanacos, roedores y ocasionalmente aves. De cualquier manera es un depredador oportunista por lo que puede comer cualquier animal si se le presenta la ocasión.

Puma chileno comiendo tras cazar (Puma concolor puma)

Cabe destacar que el Puma concolor puma es un carnívoro solitario situado encima de la cadena alimentaria, comúnmente llamado superdepredador. La técnica de caza del puma chileno se basa en la combinación de sigilo y habilidad para acechar a su presa.

De hecho, este felino es un maestro en el arte de la emboscada, aprovechando su pelaje camuflado y su silenciosa aproximación a su objetivo, antes de lanzarse en un ataque veloz y preciso. Así, tras estar lo suficientemente cerca, la estrategia de caza de este puma se fundamenta en su agilidad y velocidad. Su destreza en el salto le permite abatir a sus presas con eficacia, buscando la zona del cuello para provocar una muerte rápida.

Puma chileno cazando al acecho (Puma concolor puma)

Después de capturar a su presa, el puma chileno la transporta a un lugar seguro para consumir su alimento. Este felino puede devorar grandes cantidades de carne en una sola sesión de alimentación, aprovechando al máximo su presa. Por eso, si no puede terminar su comida, oculta los restos para regresar más tarde y aprovecharlos.

La alimentación del puma chileno está directamente relacionada con la disponibilidad de presas en su territorio. Por esta razón, su capacidad de adaptarse es vital y le confiere una gran ventaja, lo que contribuye a su supervivencia y éxito como depredador.

Celo y cortejo

Durante el periodo de celo, las hembras de puma chileno experimentan cambios hormonales que indican su disposición para la reproducción. En consecuencia, las hembras emiten feromonas y señales visuales para atraer la atención de los machos y comunicar su disponibilidad.

El cortejo del puma chileno es un proceso en el que los machos compiten por el favor de las hembras. Como resultado, utilizan diferentes estrategias para demostrar su fortaleza y atraer a las hembras receptivas. Entre ellas, destacan gruñidos y exhibiciones físicas de fuerza en las que pueden pelear entre sí para mostrar su dominancia.

Una vez establecida una conexión entre un macho y una hembra receptiva, el cortejo puede continuar con comportamientos más suaves y cariñosos. Así, con lametones y juegos, la pareja crea un vínculo antes del apareamiento.

Puma chileno cachorro (Puma concolor puma)

Reproducción

Por lo general, la reproducción del puma chileno ocurre al comienzo de la primavera o el verano. El período de gestación del Puma concolor puma dura aproximadamente 90 a 100 días. Durante este tiempo, la hembra es mucho más cuidadosa en la caza, buscando animales generalmente de tamaño pequeño para evitar ser herida.

Cachorros de puma chileno (Puma concolor puma)

Seguidamente, da a luz en cuevas, matorrales densos o en áreas bien resguardadas a una camada de dos o tres crías. Al nacer, los cachorros de puma son de color oscuro, ciegos y no se mueven del lado de su madre. De hecho, pasan las primeras semanas alimentándose de la leche materna y se mantienen resguardados en la guarida mientras la madre sale a cazar.

Al comienzo, los pequeños pumas juegan mucho entre sí mientras viven en su escondite. Después, en un tiempo alrededor de los 2 a 3 meses, empiezan a consumir alimentos sólidos. El crecimiento de los pumas es muy rápido, por lo que enseguida tienen un tamaño que les da un aspecto imponente en la naturaleza ante otros depredadores.

De cualquier manera, a partir del año de vida, los pumas chilenos se vuelven independientes y buscan establecer su propio territorio. En consecuencia, la madre se vuelve a quedar sola hasta que empieza otra época de celo y se inicia de nuevo un ciclo reproducción.

Puma chileno en Chile (Puma concolor puma)

Estado de conservación

El puma chileno (Puma concolor puma) no está en peligro de extinción y está catalogado como “preocupación menor”.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que su población enfrenta amenazas y presiones significativas que requieren atención y medidas de conservación adecuadas. Destaca la pérdida de hábitat debido a la expansión humana, que conlleva la fragmentación genética debido a la reducción de las poblaciones.

Además, el cambio climático impacta en la disponibilidad de alimento para el puma austral, ya que los patrones de sus presas cambian debido a la alteración de la vegetación y los ecosistemas.